ORTODONCIA

 

Una de las especialidades más importantes en la odontología moderna es la ortodoncia, rama que se enfoca en la corrección de los dientes y de los huesos, los cuales pueden estar posicionados de forma incorrecta, y cuando las piezas dentales no se encuentran en su posición adecuada, no muerden correctamente uno contra otro, por lo que la dificultad para mantener una limpieza bucal correcta aumenta, provocando un riesgo potencial de sufrir caries, enfermedades periodontales o la pérdida de piezas dentales.

Por otro lado, una mordida anormal provoca mucha tensión en los músculos involucrados en el proceso de la masticación, por lo que es común que se presenten dolores de cabeza, de cuello o de espalda, así como síndrome de ATM. Por último, los dientes torcidos o ubicados en una posición incorrecta afecta a la estética facial de una persona, por lo que puede sentirse insegura sobre su apariencia personal.

En Grupo Salud Bucal tenemos la solución más adecuada para estos casos: la ortodoncia o uso de brackets, y para ello contamos con los mejores equipos y materiales de vanguardia, así como profesionales con amplia trayectoria para llevar a cabo el tratamiento, que puede mejorar la estética dental, así como la confianza y el amor propio de cada persona.

Los brackets son aparatos especiales que suelen utilizarse para la corrección de oclusiones dentales, huesos y dientes mal ubicados, un tratamiento que suele tener la finalidad de que la dentadura quede alineada y bella, pero también de que se pueda mejorar la higiene dental al tener adecuadamente posicionadas cada una de las piezas dentales. Por otro lado, los brackets pueden utilizarse para modificar la estructura ósea en casos como el prognatismo mandibular, en el que la mandíbula inferior se encuentra en una posición muy por delante de la superior, provocando problemas con la masticación, pero también una apariencia poco equilibrada.

Los brackets constan de arcos de alambre que son fabricados con diferentes aleaciones metálicas y secciones, sobre las cuales se deslizan unos soportes de metal, este soporte metálico es el encargado de transmitir la fuerza al bracket; cada bracket debe ser adherido a los dientes, y dependiendo de la estructura dental y de los objetivos del tratamiento, el especialista los va a colocar en ángulos de inclinación y torsión calculados con una muy alta precisión para lograr que los dientes tengan la movilidad deseada, que finalmente logre trasladar a los dientes a la posición ideal, que es la que se quiere conseguir con el tratamiento.

Como mencionamos anteriormente, el soporte metálico transmite la fuerza a los brackets, pero también se utilizan diferentes técnicas de ligadura con el fin de realizar los distintos movimientos de los dientes en el transcurso del tratamiento.

Los brackets se forman de 3 partes: base, que es aquella que se adhiere al diente, un vástago que cuenta con una ranura y las aletas que es donde se van a colocar las ligas; el arco de alambre se ajusta a través de los brackets para así poder aplicar la fuerza de presión necesaria a los dientes, por medio de una fuerza continua que provocará un movimiento de baja fricción hacia la dirección del arco; en cambio, cuando se necesita una alta fricción para conseguir el movimiento se utiliza la técnica de ligado. Frecuentemente se utiliza la combinación de técnicas de ligado con la fuerza del arco metálico, ya que esto permite conseguir la movilidad deseada y alcanzar los objetivos estéticos en menos tiempo.

Usualmente los brackets se adhieren a la cara frontal del diente con resina, con el fin de que no se vea el pegamento y de que este sea altamente resistente al momento de morder y masticar, pero también se utilizan técnicas modernas como la adhesión por el lado invisible del diente, conocido como ortodoncia lingual, también se utilizan técnicas como la de autoligado, brackets de zafiro o invisibles, por lo que cualquier persona que los necesite, ya sea un niño o un adulto, puede recurrir a estos procedimientos de estética y salud dental.

Acudir con un ortodoncista para la colocación de brackets no se trata de una decisión meramente estética, ya que la corrección de la posición de los dientes puede tener grandes ventajas como:

  • Son auxiliares en la corrección de problemas congénitos de la masticación o del habla.

  • Corrigen problemas a nivel de los maxilares o de la mordida.

  • Previenen la aparición de problemas dentales como la caries, ya que en los dientes mal ubicados suelen acomodarse las bacterias que ocasionan la placa dentobacteriana, ya que ni los cepillos de dientes ni el hilo dental están diseñados para dientes mal ubicados.

  • Ayudan a mejorar la autoestima y la autoimagen al brindar una sonrisa más estética y equilibrada.


Muchas personas dudan de si un niño puede utilizar brackets o si es mejor esperar a que termine de mudar sus dientes, sin embargo entre los siete y los diez años de edad, en la mayoría de los niños han erupcionado los dientes definitivos del grupo de incisivos y las molares, por lo que es posible comenzar con un tratamiento con brackets, obteniendo resultados de muy buena calidad en menos tiempo, ya que durante el desarrollo es posible corregir los defectos óseos y las inadecuadas posturas dentales con mayores tasas de éxito. Por ejemplo, los casos de maloclusiones esqueléticas o posiciones incorrectas de los dientes que son ocasionados por defectos en el hueso del maxilar, el tratamiento a corta edad es lo más recomendable, antes de la aparición de los dientes definitivos.

Sin embargo, ya sea que el tratamiento vaya a aplicarse en niños o adultos se recomienda que antes de la colocación de los brackets se realicen los estudios radiográficos necesarios para conocer el grado de crecimiento óseo y el estado de los dientes y de sus raíces; con el uso de aparatos fijos de ortodoncia o brackets, obtener una oclusión perfecta es posible, así como tener una estética dental de mucha mayor calidad.

En Grupo Salud Bucal contamos con ortodoncistas especializados, quienes aplican las técnicas más avanzadas para tratar la mala posición o maloclusión dental, llámanos y solicita tu cita de valoración.

© Grupo Salud Bucal GSB