• ingenieronoe

IMPLANTES DENTALES Y CAUSAS POR LAS QUE SE DAÑAN LOS DIENTES

Los implantes dentales son aditamentos externos, que para plantearlo de una manera más clara, les pediremos que imaginen un pequeño tornillo, hecho de titanio o aleaciones de titanio, que tiene como fin ir anclado en el maxilar, mandíbula o maxilar superior en la boca de los pacientes, para permitir sustituir una raíz dental.



Desde pequeños, muchos de nosotros sufríamos con la idea de ir al dentista, pero sobre todo aquellas primeras ocasiones porque como en cada tema de la vida, siempre hay cierto temor hacia aquello que desconocemos. Historias fantasiosas que nos contaban los amigos, aunado a la mala fama que le dan algunas caricaturas y películas, hacían que echáramos a volar la imaginación y que al momento de estar en la sala de espera del odontólogo, nos sintiéramos más incómodos y nerviosos de lo que debimos. Al pasar con el dentista, nos asombra que nos reciben con una gran sonrisa, así que por lo visto es de carne y hueso como nosotros e inclusive nos impacta, porque no es “el dentista” si no una persona y tiene la sonrisa más linda que hayamos visto.


La historia da este giro dramático, porque en ese momento ya conocemos los aparatos que utiliza nuestro dentista y sus sonidos ya no nos provocan pánico. A partir de ese momento, las historias fantasiosas de la televisión nos provocan diversión, como desde un inicio lo debieron haber hecho.


Es real que, en muchas ocasiones ese miedo al odontólogo nos sigue acompañando hasta la edad adulta y cuando tenemos alguna molestia hacemos como la mayoría de las ocasiones: la ignoramos.


Las visitas al odontólogo se recomiendan por lo menos dos veces al año, pero en muchos casos basta con sentir un malestar, invadirnos de miedo y pensar que estamos exagerando y que todo está bien; la realidad es que cuanto más tardemos en atender una molestia, más grave se puede tornar la situación. Muchos miedos se derivan del problema de ignorar los procedimientos, pensamos que será muy doloroso, con una recuperación larga y entonces ponemos el aspecto laboral en primer lugar, pensando que unos días fuera de la oficina representan un lujo que por el momento no podemos darnos. Y el momento adecuado nunca llega.


Nuestra salud es el tesoro más valioso y al perderla caemos en el círculo vicioso que implica sacrificar la salud para poder ganar dinero, y luego sacrificar el dinero para poder recuperar la salud. Por ello, en cuanto a la salud bucal, es recomendable la visita al odontólogo cada seis meses o al presentarse una molestia.


Nuestros dientes están en constante actividad y expuestos al desgaste diario, bebidas muy frías o muy calientes que lastiman nuestros nervios, la falta de higiene adecuada que origina caries desde muy corta edad, así como todo tipo de comidas que hacemos en el día y que con el tiempo desgastan nuestro esmalte.


Entre los daños más importantes, tenemos los siguientes términos:


  • Abrasión: Uno de los daños más comunes que podrías estar realizando sin siquiera estar consciente; aquella ocasión en que cortamos una etiqueta con los dientes, o abrimos una bolsa con la boca, implican detalles importantes de desgaste, no se diga quienes abren botellas con la boca. Ocasionan un desgaste mayor del que imaginábamos.

  • Desgaste: Se origina al chocar los dientes constantemente contra un objeto, como morder ansiosamente la tapa de una pluma o incluso chocarlos constante y fuertemente. Entre los casos más graves se da el de presionar los dientes en la noche, porque la mayoría de la gente no es consciente de que lo hace mientras duerme, a este problema se le conoce como “bruxismo”.

  • Erosión: Va de la mano y antecede a la caries. Cuando ingerimos bebidas muy ácidas, provocamos que la placa que tenemos en los dientes produzca el ácido que erosiona el esmalte, y que al final desata la dolorosa caries.

  • Abfracción: Se le conoce así al desgaste de la línea de las encías, y en cuanto a su origen se habla de los efectos secundarios por estrés, al morder algo constantemente. Hay quienes también sostienen que es provocado por utilizar una pasta dental de mala calidad.


Hay diferentes factores por los que un diente, una muela o en general una pieza dental se pierde por completo, pero cuando esto sucede, existe una técnica a la cual los odontólogos pueden acceder y se le llama implantes dentales, en la que se coloca un tornillo directamente en el maxilar y después de un tiempo, para que se dé la integración ósea se procede a poner sobre este tornillo, un diente de porcelana, que asemejará de la mejor manera posible, en tono, tamaño y características el diente que hace falta.


La ventaja que obtenemos al someternos a este procedimiento, es que una vez que está instalado el tornillo, se conecta un pilar de titanio en el cuerpo y a partir de ahí, se procede a la restauración o aplicación de la corona de porcelana. Todos los detalles metálicos quedan debajo de la encía, por lo que el resultado es muy natural y funcionalmente se equipara al de un diente natural, lo que origina una rehabilitación perfecta.


Quienes padecen de la ausencia de piezas dentales, evidencian en carne propia todos los factores negativos que se originan, desde problemas al masticar, hasta que no pueden comer con la misma capacidad con la que lo hacían anteriormente. La hora de la comida, lejos de disfrutarse se vuelve un martirio.


Otra de las ventajas asociadas, es que la pieza dental que se instala, al ser individual, no impide una limpieza normal, ya sea con cepillo o hilo dental; en la mayoría de los casos no se necesita utilizar aditamentos especiales para la higiene, por lo que implica una rehabilitación funcional y muy práctica.


La salud de nuestros dientes es primordial para disfrutar de una vida plena; al recuperar una bella sonrisa repercutirá positivamente en todas las áreas de nuestra vida, desde el entorno social, la autoestima, confianza y sobre todo la funcionalidad.


En Grupo Salud Bucal sabemos que nuestra sonrisa es la carta más importante de presentación y cuando tenemos la seguridad de sonreír sin complejos, se transmite a los demás. Si ustedes necesitan o conocen quien requiera de implantes dentales, contáctenos para agendar su cita; del mismo modo al pasarle esta información a quien lo requieran, calmarán sus miedos y lo orientarán a buscar la mejor solución. ¡Compartan nuestro artículo!

0 vistas

© Grupo Salud Bucal GSB